Tipos de sillones para el hogar

Los sillones son, probablemente los primeros muebles que fueron inventados por el hombre junto con las mesas y las sillas. Uno de los primeros registros que se tienen de los sillones se remonta al antiguo Egipto, unos veinte o treinta siglos A.C. En ellos, los arqueólogos se encontraban con pinturas de animales o texturas muy marcadas en todo el cuerpo del sillón. De ahí, lo demás es historia. Antes de continuar con la lectura, debes saber cuál es la diferencia que existe entre un sillón y una silla. Los sillones son más robustos, más amplios y, en algunos casos puedes hasta acostarte en ellos. Por otro lado, las sillas son más “delgadas” y por lo general, el espacio es muy reducido

¿Cuáles son los sillones para el hogar que me convienen?

Bien, antes de realizar cualquier compra debes analizar a fondo qué es lo que necesitas y, créelo o no, el rango de estatura y peso que tienes y que tienen las personas que vivan contigo. El tamaño y resistencia de tu sillón son lo más importante que tienes que considerar, lo demás es cuestión de gustos.

Bien, antes de realizar cualquier compra debes analizar a fondo qué es lo que necesitas y, créelo o no, el rango de estatura y peso que tienes y que tienen las personas que vivan contigo. El tamaño y resistencia de tu sillón son lo más importante que tienes que considerar, lo demás es cuestión de gustos.

Hay sillones altos, bajos o de estatura media. Si el peso promedio de la gente que habita en tu casa es de 100 kg. para arriba te recomendamos un sillón de estatura pequeña, recuerda que todos los muebles son materiales, así que a pesar de que puedes encontrarte con modelos de madera, aglomerado o incluso de metal, estos pueden romperse. Sé precavido y piensa en todo, al final es tu salud, la de tu familia e invitados.

Hay sillones altos, bajos o de estatura media. Si el peso promedio de la gente que habita en tu casa es de 100 kg. para arriba te recomendamos un sillón de estatura pequeña, recuerda que todos los muebles son materiales, así que a pesar de que puedes encontrarte con modelos de madera, aglomerado o incluso de metal, estos pueden romperse. Sé precavido y piensa en todo, al final es tu salud, la de tu familia e invitados.

Ya que tengas bien definidas las medidas, ahora sí. Puedes comenzar a contemplar los materiales: seda, linato, velvet, tacto piel. Si tienes niños en casa, te sugerimos materiales más resistentes, unos que puedan soportar puntas filosas, uñas, o simples rasguños. El tacto piel y el linato son muy buenas opciones, la seda o el algodón requieren de más cuidado. Estos dos últimos los recomendamos para lugares más íntimos sin mucho tráfico de gente.

Ya que tengas bien definidas las medidas, ahora sí. Puedes comenzar a contemplar los materiales: seda, linato, velvet, tacto piel. Si tienes niños en casa, te sugerimos materiales más resistentes, unos que puedan soportar puntas filosas, uñas, o simples rasguños. El tacto piel y el linato son muy buenas opciones, la seda o el algodón requieren de más cuidado. Estos dos últimos los recomendamos para lugares más íntimos sin mucho tráfico de gente.

¿Qué color me conviene?

Después, puedes pensar en el diseño. Toma en cuenta los colores y qué clase de decoración hay en tu casa. A menudo hay diseños de sillones para el hogar que se adaptan a cualquier estilo y muebles, sin embargo, nunca está de más echarle una ojeada a todo el catálogo o galería que hay. Recuerda que los sillones ocasionales básicamente son accesorios para tu sala, así que escógelo con sabiduría.
Como todo es cuestión de gustos, no atrevemos a decirte que los modelos que no cuentan con apoyo para los brazos son los más atractivos. Toma de ejemplo el de la siguiente imagen.

Después, puedes pensar en el diseño. Toma en cuenta los colores y qué clase de decoración hay en tu casa. A menudo hay diseños de sillones para el hogar que se adaptan a cualquier estilo y muebles, sin embargo, nunca está de más echarle una ojeada a todo el catálogo o galería que hay. Recuerda que los sillones ocasionales básicamente son accesorios para tu sala, así que escógelo con sabiduría.

Ya conoces la diferencia entre una silla y un sillón, pero espera, hay más. Vivimos en una época moderna en la que puedes matar dos pájaros de un tiro y conseguirte un modelo que cumpla con las dos funciones. Aunque son más difíciles de conseguir, estos híbridos pueden serte muy útiles a la hora de querer complementar tu comedor o decorar tu sala.

Ya conoces la diferencia entre una silla y un sillón, pero espera, hay más. Vivimos en una época moderna en la que puedes matar dos pájaros de un tiro y conseguirte un modelo que cumpla con las dos funciones. Aunque son más difíciles de conseguir, estos híbridos pueden serte muy útiles a la hora de querer complementar tu comedor o decorar tu sala.

Si quieres complementar tu espacio al 100% no olvides por comenzar con los detalles pequeños. Date una vuelta por tu mueblería de confianza y checa todo el catálogo que tienen. De seguro te vas a encontrar con tu sillón para el hogar ideal.