Consejos prácticos para habitaciones infantiles

Ya te habíamos mencionado que la decoración de interiores es un tema delicado gracias a que, a menudo, interviene una segunda opinión en el proceso creativo, ahora bien, cuando se trata de la decoración para tus hijos, la cosa se pone más interesante. Los niños y niñas tienen una manera de pensar muy peculiar, cada cabeza es un mundo y cuando se tiene menos de 10 años es casi un universo. Somos fieles creyentes de que para vivir cómodo debes decorar con los muebles correctos, entonces, los niños también tienen voz y voto para su recámara. Aquí, en Vida y Espacio te decimos cómo lidiar con esta situación

Paredes de 2 colores

No solo en recámaras infantiles, usar paredes con 2 colores o más puede ser tan conveniente como atractivo. En primer lugar, rompes con la monotonía del lugar y en segundo estudios afirman que esta clase de decoración de interiores alimenta la creatividad. Ahora bien, si tus hijos son aún muy pequeños, te sugerimos usar colores fuertes: verde, rojo: morado… Esto para evitar manchas y otros inconvenientes, recuerda que están en su etapa de crecimiento, así que toma las medidas necesarias para no frustrarlos y, al mismo tiempo, mantener el orden en su espacio.

Consejos prácticos.
No solo en recámaras infantiles, usar paredes con 2 colores o más puede ser tan conveniente como atractivo. En primer lugar, rompes con la monotonía del lugar y en segundo estudios afirman que esta clase de decoración de interiores alimenta la creatividad. Ahora bien, si tus hijos son aún muy pequeños, te sugerimos usar colores fuertes: verde, rojo: morado
Litera Ovalos

Vinyl

Si los colores no llegaran a funcionar, siempre pueden recurrir al vinyl. Este material es muy útil si no cuentas con tiempo (o experiencia) para pintar la recámara. Son baratos y fáciles de colocar, de hecho, no te va a llevar más de media hora. No olvides darles su mantenimiento y asegúrate de reforzar bien los extremos para que tus pequeños no los rasguen. Puedes apoyarte con el pie de la cama, los burós o las cómodas. Siempre piensa en cada detalle.

Si los colores no llegaran a funcionar, siempre pueden recurrir al vinyl. Este material es muy útil si no cuentas con tiempo (o experiencia) para pintar la recámara. Son baratos y fáciles de colocar, de hecho, no te va a llevar más de media hora. No olvides darles su mantenimiento y asegúrate de reforzar bien los extremos para que tus pequeños no los rasguen. Puedes apoyarte con el pie de la cama, los burós o las cómodas. Siempre piensa en cada detalle.
Litera Elena

Sofá camas

Una alternativa muy buena es el uso de sofá camas o sillones. Estos pueden serte muy útiles a la hora de mantener escombrado el lugar. Pueden tomar su siesta en él y no destender su cama. De preferencia, consigue uno de metal o acero, estos pueden resistir golpes o uso rudo. Además, a diferencia de una cama individual o litera para niños, este lo pueden conservar hasta la adolescencia. Mata 2 pájaros de un tiro

Una alternativa muy buena es el uso de sofá camas o sillones. Estos pueden serte muy útiles a la hora de mantener escombrado el lugar. Pueden tomar su siesta en él y no destender su cama. De preferencia, consigue uno de metal o acero, estos pueden resistir golpes o uso rudo. Además, a diferencia de una cama individual o litera para niños, este lo pueden conservar hasta la adolescencia. Mata 2 pájaros de un tiro
Daybed Teva

No todo es para niños

Si aterrizamos en un terreno más “cómodo”, puedes ayudar a tu hijo adolescente o puberto (es una broma) a decorar su recámara y, aunque lo más probable es que te deje fuera del mapa, no está de más aconsejarlo o aconsejarla. Aquí, los gustos y personalidades ya están bien definidas (más o menos). Generalmente se inclinan por colores fuertes, esto es un punto a tu favor, una responsabilidad menos. Aquí, ya hay más cuidado, así que pueden conseguir muebles de madera. Deja que sus decisiones cobren vida.

Otros consejos prácticos

  • Dales la privacidad que se merecen
  • Siempre toca la puerta antes de entrar en su recámara
  • En la etapa de crecimiento, evita muebles de cristal
  • Mantén siempre ventilada la habitación